Tiempo de lectura: 1' 36'' No. de palabras: 254


La justicia estadounidense rechazó este viernes liberar a Conrad Murray, el último médico de Michael Jackson, durante el proceso de apelación de su condena a cuatro años de cárcel por la muerte del Rey del Pop.

El juez Michael Pastor, que envió a prisión al doctor Murray en noviembre pasado, siguió las recomendaciones de la oficina del fiscal, que estimaba que en caso de liberación, incluso vigilada, existía riesgo de fuga del médico.

Conrad Murray, de 59 años, pidió en enero su libertad bajo fianza, prometiendo someterse “a una vigilancia electrónica, a la obligación de presentarse regularmente ante las autoridades o a cualquier otra condición que la corte juzgase razonable”.

También se comprometió a vivir con su pareja Nicole Álvarez, que testificó en su favor durante el juicio, y el hijo de ambos de tres años de edad. Añadió que le habían dicho que su apelación duraría alrededor de un año.

Pero los fiscales del caso David Walgren y Deborah Brazil exhortaron al juez a rechazar su demanda.
“El culpable no ha demostrado que no sea susceptible de escapar” y tiene “fuertes lazos fuera de California y de Estados Unidos”, argumentaron.

El médico no estuvo presente en la audiencia.

Conrad Murray fue declarado culpable de homicidio involuntario por la muerte de Michael Jackson, de 50 años, el 25 de junio de 2009 en Los Ángeles, por una sobredosis del anestésico propofol que utilizaba como somnífero.

Califique
2
( votos)