Tiempo de lectura: 5' 2'' No. de palabras: 825

A10 meses de las próximas elecciones, el Gobierno ya alista una campaña masiva de publicidad y monitoreo en redes sociales y en la Internet.

En marzo pasado, la Presidencia firmó un contrato con la empresa Merpubli Mercantil Publicitaria para desarrollar una estrategia de marketing, que cope los espacios en redes sociales, el envío de correos electrónicos, el posicionamiento en buscadores, como Google, y el monitoreo de las redes como Facebook y Twitter.

El contrato suscrito con la firma alcanza los USD 214 225. Desde abril hasta diciembre de este año, Merpubli Mercantil Publicitaria se encargará de desarrollar herramientas comunicacionales e informáticas que permitan “implementar una política comunicacional social tendiente a informar y difundir adecuadamente los acontecimientos, actividades y acciones del Gobierno”, según consta en un memorando remitido, el 19 de marzo, por la Secretaría Nacional de Comunicación a la secretaria general de la Presidencia, María Luisa Donoso.

Según el convenio, la firma de publicidad se encargará de implementar herramientas estratégicas para publicidad oficial. También se desarrollarán aplicaciones para difundir proyectos y acciones gubernamentales a través de Facebook. Esto irá acompañado de la creación de campañas en medios digitales, medios locales y plataformas tipo YouTube.

Otro de los ejes de trabajo será el monitoreo de lo que se dice y se hace en las redes sociales. La idea es conocer cualquier comentario que tenga al Régimen como su protagonista y además, saber cuáles son los temas que interesan a los usuarios de este tipo de redes.

Para ello, la compañía colocará a un equipo de apoyo que trabajará directamente con la Presidencia. Este soporte le costará al Estado USD 40 500.

Ellos se encargarán de vigilar el Facebook y el Twitter, para preparar una respuesta ante los posibles problemas encontrados. Además, Merpubli Mercantil hará“Inteligencia de las comunidades” sociales, para saber quiénes participan y la información que circula por esos espacios.

El asambleísta Jimmy Pinoargote (Independiente), quien cuestiona el proyecto de ley de medios, cree que el Gobierno debería transparentar los fines para los que se utilizará este monitoreo, porque puede despertar “temores”. “Si es por enterarse de lo que pasa en el país, bienvenido sea. Pero si es para perseguir a aquellos que emiten comentarios negativos o en contra del Gobierno, es condenable. Debemos recordar que una vez que ya hubo una persona apresada por haber emitido un comentario en Twitter. Entonces, es reprochable que se use eso como posible persecución a las personas que tienen la posibilidad democrática de discrepar”, manifestó el legislador.

Precisamente, este supuesto control a las redes sociales y a la Internet ha sido uno de los temas que más polémica ha levantado en el proyecto de Ley de Comunicación, que está a la espera de su votación en la Asamblea.

Este Diario pidió un pronunciamiento sobre este tema al secretario nacional de Comunicación, Fernando Alvarado, pero hasta el cierre de esta edición no se obtuvo una respuesta.

En febrero, los ministerios y secretarías de Estado participaron en un taller sobre el manejo de la publicidad en las redes sociales y mensajería instantánea. Allí se explicó la importancia de promover la obra del Gobierno a través de Facebook, Twitter y Messenger, por ser las principales herramientas de interacción de la población menor de 50 años.

A partir de entonces se buscó a la compañía que pudiera desarrollar las herramientas que satisfagan las demandas y necesidades comunicacionales y de publicidad del Régimen.

Merpubli Mercantil Publicitaria fue creada en 1991 y se dedica a la publicidad en medios. Su gerente general es Francisco Terán Guerra, quien también es cantante y compositor musical. Ayer, este Diario intentó hablar con Terán pero fue imposible, por cuestiones de su agenda laboral.

La empresa empezó con el trabajo el 1 de abril. A finales de este mes recibirá USD 20 025, como el primer pago. Merpubli ya ha suscrito otros contratos con el Estado. En el 2009 trabajó con la Asamblea para hacer cuñas y promover el trabajo legislativo.

Datos de la firma

El contrato  entre la Presidencia y la empresa Merpubli Mercantil   fue suscrito bajo la modalidad de contratación o adjudicación  directa, según consta en el proceso del portal electrónico de Compras Públicas.

La empresa  tiene como  presidente a José Javier Morillo. Él fue nombrado  en el 2007, al igual Francisco Terán, como gerente.

El capital  suscrito de la compañía es de USD 480 y está domiciliada en Quito, según datos de la Superintendencia de Compañías.

El proceso de  búsqueda de ofertantes, evaluación de la oferta y recomendación para la adjudicación  estuvo a cargo de Pablo Yánez, coordinador de la Secretaría de Comunicación.

Califique
2
( votos)